La imagen veraniega de Atienza, se ha despedido con la inmediatez del otoño que para felicidad de los atencinos ha llegado repleto de cultura, repleto de buenas noticias a las personas amantes del arte, de la literatura, de la amistad, de la creación artística.

Resulta que las fuertes lluvias de primeros de septiembre han hecho que aparezcan las setas. De esta forma la gente mayor, pasea por los campos, recolecta los ricos productos y los comparte con los familiares de la ciudad. Las primeras setas son las más ricas, por más esperadas. Las que se recogen, por la buena temperatura, aparecen a veces gusanas. Pero lo bueno es ver que la temporada setera ha empezado. Y como por un milagro se han desarrollado en la pasada semana cuatro diferentes actividades colectivas entorno a la cultura. El jueves por la noche, de madrugada, unas treinta personas realizaban los relevos del XIII recorrido atlético que comunica Tajamar, en Vallecas con Torreciudad, en Huesca. Es una iniciativa que promociona el club de atletismo del colegio Tajamar de Madrid, club que preside el ex campeón europeo de cinco mil metros Lázaro Linares. Los atletas, los aficionados y sus familias recorren tramos de unos diez kilómetros, cada grupo según su nivel de esfuerzo, hasta cumplir en dos días los quinientos treinta del recorrido. En la noche del jueves, madrugada del viernes, se desarrollaron los cerca de treinta y cinco kilómetros entre el término de Atienza y la limítrofe provincia de Soria. El soporte de este relevo corrió a cargo de atletas federados españoles y atletas portugueses. Entre los presentes estaba Calero, maratoniano que quedó en el puesto treinta y dos en la maratón de la olimpiada de Atenas. Fue sobremanera agradable compartir la cena y un poco de recorrido, unos cuatro kilómetros, y gracias, con esas liebres. El buen humor, el pan de Valdecubo, la olla de lomo chorizo y torrenillos de Atienza, la noche fresca, animaron felizmente los relevos atencinos que según los organizadores, tornarán a ser otra vez nuevo desafío al año que viene. El viernes por la tarde, a eso de las siete, las trabajadoras sociales, Cristina Iglesias y la otra Cristina, animadora social, habían preparado un acto de especial sabor. Una actuación de poesía, teatro, cuenta cuentos y música, en la plaza del Trigo. El escenario era el soportal del antiguo palacio del Concejo de Atienza, edificio donde Benito Pérez Galdós acogió a sus personajes del relato ‘Narváez’ en su larga serie de los Episodios Nacionales. Concurrió mucha gente, pero sobre todo muchos participantes. Sin vergüenza las mujeres de la Asociación Las Hilanderas divirtieron a los presentes con un cuento hecho teatro, ‘Clementina la tortuga y su pesado esposo Arturo’, los chicos del colegio escenificaron otro cuento, la Asociación las Sibilas, hizo llegar a los sentimientos un poema precioso de Gerardo Diego,’Atienza de los juglares’.Lo leyó una maestra jubilada, Teresa Gómez, sobrina de Tomás Gómez, hombre culto, músico, escritor y sensato ciudadano, el destinatario del poema escrito el 27 de Septiembre de 1.929, tan precioso poema de `puño y letra del poeta santanderino. Este poema se lo dedicó a Tomás Gómez y a Eduardo Olmedillas, un fraile de Romanillos de Atienza, hace setenta y nueve años. El grupo Punto Norte, personas inquietas de la Sierra Norte, fue animador principal en la voz y relatos de cinco de sus miembros, Stefano y Juan de Miedes, Juan de Ures, Paco, Tomás y Juanje de Atienza.El grupo musical de animadores de la escuela de naturaleza ‘Las Lagartijas’, de la Miñosa, puso música y percusión, inspiración y poesía en sus disfraces. El concejal de cultura, Javier Lázaro deleitó a los presentes con un cuento de lejanía, de ausencia de pueblo perdido, un atencino perdido en la ciudad. La presentación corrió a cargo de Alberto Loranca y Mireilis , una joven dominicana. Geniales y simpáticos. Un mensaje especialmente bonito fueron la poesía de Caridad Rosalía, maestra cubana, jubilada hace tiempo y hoy feliz en Atienza. Natural del pueblo natal de Fidel Castro y condecorada por su labor de alfabetización de niños en su Cuba natal. Al leer lucía con orgullo la medalla de la última de sus condecoraciones. Inventó una poesía preciosa, que leyó Juanje de Atienza, ella, leyó a su vez, el cuento que aquél había presentado,’Atyca’, fue el resultado de un acuerdo de mutua admiración. Al final contaremos a nuestros lectores que Gladys Castillo, hizo una preciosa rima, agradeciendo a España su acogida. Esta trabajadora y simpática morena dominicana, está luchado por su salud, una mala aparición de un trombo, al día siguiente de su cordial presencia en el acto, la ha obligado a ser hospitalizada. Todos estamos preocupados por ella, pero las noticias parecen ser muy esperanzadoras. Cuando vuelva, nos veremos en la obligación de pedirla que nos vuelva a recitar su breve pero intenso poema. La arquitectura de Atienza ha recuperado un punto de referencia, la casa curato de la Trinidad, edificio singular de estilo gótico isabelino, ha recuperado un aspecto envidiable. Al llaguear la piedra de su fachada, esta casona luce sus balcones casi ajimezados, sus bolas, sus esferas de piedras redondas en los bordes de los balcones, de estilo avileño, sus dibujos en la piedra caliza, sus magníficas rejas de balcones y ventanas, y una sensación de belleza al desaparecer el cemento que ocultaba la obra inicial. Este edifico es la oficina de turismo de Atienza. Si antes las visitas eran milenarias, la belleza añadida, será una excusa para más consultas y para incremento de la buena imagen de la villa medieval. De Ávila parece ser el origen de esa decoración en los balcones de muchas casas medievales de Atienza. Y en Ávila estuvo la Caballada el sábado. Cumpliendo una magnífica costumbre recién iniciada, es el segundo año, los hermanos visitan el último fin de semana de Septiembre un lugar, una ciudad, relacionada con la Caballada. El año pasado fue visitar en Burgos, la tumba de Alfonso VIII, este año ,fue visitar Ávila, donde el Rey Niño fue recogido tras las siete jornadas de cabalgar para salvar al monarca, una vez engañados los leoneses que cercaban Atienza. Ávila del Rey, por Alfonso VII, Ávila de los Leales, por Alfonso VIII, Ávila de los Caballeros, por Alfonso XI, el de la Batalla del Salado, fue lugar para que más de sesenta hermanos y hermanos de la Cofradía de la Santísima Trinidad pasaran un día intenso de sentimientos y de percepción de arte y tradiciones. La catedral, los templos teresianos, las murallas, las imágenes de Juan de la Cruz y Teresa, los conventos , en especial el de Santo Tomás y sus tres claustros, la magnífica ayuda del guía oficial y luego del seis Félix Donoso, como guía improvisado, la comida de hermandad. Todo fue para recordar. A la salida de Ávila, cosa curiosa, decenas de bodas animaban la tarde con gente guapa y trajeada y el cansancio no impidió un regreso repleto de buen humor. Los hermanos más jóvenes como animadores del recorrido y al final el deseo ferviente de verse al año siguiente en otra ciudad con raíces atencinas. Los hermanos de la Caballada, al no poseer el don de la ubicuidad, se perdieron el sábado por la tarde, mientras estaban en Ávila, un Concierto de lujo. Ese fue el regalo que la esposa de Carlos Canosa de los Cuetos, le preparó a su marido, con ocasión de su jubilación como docente. Carlos Canosa, profesor universitario, recaló en Atienza hace unos tres años, compró una casa preciosa, junto al portillo de la Virgen, en la plaza de la Picona y vive con nosotros. La jubilación fue motivo para que los amigos, los vecinos disfrutaran en el marco manierista de la iglesia de san Juan de un precioso concierto de Guitarra y Canto. Guitarra que tocaba el prestigioso concertista Sergio Meneghello, y al canto la soprano Ángeles Pérez Muñoz. Ambos reúnen un curriculum soberbio, Sergio es profesor de música, además de concertista de nivel internacional, Ángeles es una competente voz educada por el magisterio de Teresa Berganza, Raina Kawaivanska o Ana Luis Chova, entre otras maestras del bel canto. Desgranaron un repertorio fundamentalmente barroco y romanticista, es decir, obras de los años mil setecientos, mil ochocientos. La gente de Atienza se sintió feliz con el concierto, conociendo de primera mano, y con el sonido de la guitarra y la voz, obras de Moretti, Sor, Bellini, Giuliani, seguidillas, lieders, algo inusual, por lo desacostumbrado y por lo bello. Enhorabuena Carlos y enhorabuena Atienza.


Actualizado (Sábado, 10 de Noviembre de 2012 22:24)

 

Comentarios   

 
0 #2 Smithk635 14-05-2015 08:57
hello!,I like your writing very a lot! proportion we keep in touch more approximately your article on AOL? I require a specialist on this area to unravel my problem. May be that's you! Looking forward to look you. dbekeeekfdeeekk g
Citar
 
 
0 #1 Guest 20-11-2008 10:03
De la histórica Cofradía de la Santísima Trinidad, vulgo La Caballada, me quedo con su más reciente presente: la unión, colaboración y armonía fraternal de sus miembros, hermanos y hermanas. Así... al fin del mundo.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information