Estas Navidades han transcurrido con un ambiente especial. La coincidencia feliz de la Cabalgata de Reyes cumpliendo su  medio siglo, haciendo vivir la Navidad con sus cincuenta años, ha hecho que las tareas ya de por sí atractivas de  esa Navidad hayan tomado  un mayor realce e importancia entre los vecinos de Atienza.

 


Prácticamente todas las semanas del mes de Diciembre y la primera de Enero han contemplado actividades cordiales. Certámenes de Villancicos, concurso de pintura infantil, concurso de belenes, conciertos musicales a cargo de la Banda  de Jadraque y de órgano a cargo del maestro  Juan Antonio Marco, audivisuales, de añoranza de las más viejas cabalgatas, exposiciones diversas en el Ayuntamiento y en el Centro de Interpretación de  La Posada del Cordón.
Con la llegada de la Noche de Reyes, la Cabalgata ha tenido su muy importante protagonismo  y como novedad de este Cincuenta Aniversario, la ha precedido un Belén Viviente,
El esfuerzo colectivo de decenas de atencinos de todas las edades ha brindado una imagen para el recuerdo,
Se habían preparado a lo largo de la semana los diversos elementos de decoración. Una estrella reluciente atravesaría la plaza, el portal como centro de atención en los soportales de la antigua y preciosa Casa del Concejo. Diez hogueras invitaban a calentarse a pastores y zagalas, niños vestidos de angelitos jugaban junto al portal. En los soportales restantes de la plaza porticada del Trigo lucían  los diversos ambientes para las figuras del belén. Hilanderas, pastores adultos, lavanderas, posaderos, herreros, cantineros con su cocina, los establos  para los animales

 

A eso de las siete de la tarde se puso en funcionamiento el belén, el Primer Belén Viviente de Atienza. Multitud de figurantes desgranaron lo que bien podría ser un Belén Castellano.
La escena principal del portal la componían la imagen de la Virgen, José y el Niño, la Virgen y San José los representaban dos  atencinos, Gloria y Pedro que habían sido protagonistas en las Primeras Cabalgatas hace tantos años.
Los pastorcillos, niños y niñas se divertían entre una cuadrilla de corderillos lechales. Dos ternerillos y un poni sustituían a la mula y al buey. Los herreros acompasaban su golpeo en la fragua montada en el centro de los soportales de la parte este de la plaza.
Las mujeres, vestidas de hilanderas, no paraban de coser, otras hacían de tenderas y las lavanderas tendían ropa como si fueran pañales del niño.
Algunas mujeres cocinaban y el posadero  acogía a la gente con un excelente plato de migas, Las cocineras regalaron caldo para aguantar el frío de la tarde.
El transcurso de las escenas fue presentado mediante un texto con el que se combinaba  música española, Bacarisse, Falla, Granados, Zubiri  y el contenido relativo a  los escenarios discurrió  en verso romanceado.
El repicar de las campanas vino a avisar que los Reyes estaban llegando a Atienza,
Todos los actores se desplazaron hacia la bajada del Castillo donde aparecieron en medio de la noche  los reyes montados a caballo, seguidos de sus pajes con antorchas relucientes.
Como en la escena principal del portal, los improvisados actores ,Eugenio, Santi y Goyo, eran también hombres que en los cincuenta años antes habían sido protagonistas. El recorrido transcurría por los rincones más entrañables de Atienza, las callejuelas de San Gil, la  Calle Real, así como por las Plazas de España, Plazuela de la Reina y Plaza del Trigo. Se hizo con el acompañamiento de la Ronda de Tradiciones de Atienza que no pararon de cantar  en ningún  momento haciendo gala de un magnífico humor.
Al pasar por el Ayuntamiento fueron saludados por las autoridades, dándose la anécdota de que algunos de los miembros de la Corporación saludaron a Sus Majestades vestidos de figurantes, ya que eran partícipes del Belén.
Al cruzar el Arco de Arrebatacapas les esperaba el malvado de Herodes, con su guardia pretoriana, por lo  que simplemente  pasaron de frente con precaución y cortesía, para al  ver lucir la estrella acercarse al portal donde les esperaba la Sagrada Familia.
Los pastorcillos desgranaron una serie de villancicos y luego los reyes presentaron sus presente: Oro, incienso y mirra.
Se terminaba   entre un sinparar de villancicos, todos los presentes adoraron al Niño, dándose la circunstancia de una larguísima consecución de gente, como nunca.
A lo largo de la tarde, junto a los sentimientos de satisfacción colectiva, se hacía insistente la presencia de los recuerdos de todos los que en los anteriores cincuenta años habían hecho posible una jornada feliz para los niños. Y también de las preocupaciones del día  de muchos de los participantes.
Tiene esto del nacimiento un componente muy importante de nostalgia y a veces el dolor forma parte de su paisaje.
En el belén que un servidor pone en su casa , nunca falta el recuerdo a los que sufren, tengo una  figurita de callado  sufrimiento, la huída a Egipto y en recuerdo de tantos pongo las canciones de gente buena como  Carlos Cano o  Hilario Camacho, muertos muy jóvenes o de Linda Rondstadt quien ha visto destrozada la belleza de su voz y de su imagen por el Alzeimer, o de Violeta Parra muerta por falta de libertad y sobre todo de esperanza, o de Warren Zebon, quien hasta su temprana muerte creyó en la amistad  y el cariño, y tantos otros buenos músicos que me parece que acompañan con  su calidad y gratas melodías al Niño
Creo que aún ausentes, siguen cantando al  Niño Jesús.
Al final, lo más bonito de la Cabalgata, de las cincuenta cabalgatas, la felicidad de los niños. Hasta primeras horas de la madrugada Los Reyes fueron  visitando en sus hogares  a los pequeños llevando sus juguetes. Más de setenta niños recibieron y vieron felices a los Reyes que en esta ocasión eran representados por jóvenes que sustituyeron a los primeros  veteranos provenientes del castillo.
La Asociación Juvenil de Atienza, Las Asociación de las  Hilanderas, la Parroquia con don Agustín, El Ayuntamiento, como promotores, los rondadores de Tradiciones de Atienza y todos ,todos los vecinos, se pueden sentir orgullosos de una jornada para archivar en los recuerdos dulces de la vida diaria.

Tenemos que felicitar a los fotógrafos, los muchos que disfrutaron de la jornada, las fotos que acompañamos son de Antonio Ruiz.

Para final de esta reseña, si fuera de interés para algún amigo  de esta página, acompaño el texto leído en el Belén Viviente en romance.

 

GUIA DEL BELEN VIVIENTE EN ROMANCE

 103BELENCASTILLOLUZ

124maite caldo

125BELEN ADORACION

125BELEN REYES A CABALLO

belen1angelitos

BELENHILANDERAS

 

<div style="display: none;"><a href="http://www.gamerastreator.com" title="comprar juegos baratos en amazon usa">comprar juegos baratos en amazon usa</a></div>

 

 

Actualizado (Martes, 19 de Enero de 2016 09:01)

 

Comentarios   

 
+1 #1 Vicente Tillo 14-01-2016 14:12
;-) Feliz Año, y una vez más enhorabuena a todos; que habeís hecho posible organizar el MEDIO SIGLO de la Cabalgata de nuestro cada día más asombroso y grande pueblo de ATIENZA, y al primer Belén viviente, a sido un grán recuerdo con mucha nostalgia el poder ver de nuevo la estrella cruzar la plaza,y el honor de haber participado en estos 50 años de la cabalgata, un abrazo.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information