La Villa de Atienza estuvo rodeada de fuerte muralla desde los primeros momentos en que los reyes de Castilla se hicieron dueños de ella, comprendiendo el gran valor estratégico del enclave. Aún se ve casi entera la ciclópea cintura de piedra y argamasa que rodea la meseta en la que está la iglesia de Santa María del rey. Tenía numerosas puertas y portillos, de los que, entre otros, quedan restos del Arco de Guerra.

 

muralla
muralla2
muralla3
1/3 
start stop bwd fwd
Filtro de título     Mostrar # 
# Título del artículo Autor Hits
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information