En opinión del baron de Cobos de Belchite, el apellido Atienza procede de la villa de su nombre, en la provincia de Guadalajara, y dice que los romanos la cimentaron, pero estando sujeta al dominio de los moros en 982, la conquistó Don Sancho, conde de Castilla, el año 1012, poblándola nuevamente. Volvió a perderse, siendo rescatada por Alfonso VI en 1083, arguyendo que, entre las familias que se hallaron en la recuperación, fue una que tomo este apellido, como ganadora de ella y haberla tenido en feudo.

Ramas de este linaje se extendieron por diversos pueblos de nuestra provincia, tales como Jadraque, Torija, Brihuega, y por otros de ambas Castillas, León, Aragón y Andalucía, que probaron su nobleza en la sala de Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid, mereciendo ser citados, por su relevante alcurnia, los caballeros siguientes:

D. Luis González de Atienza, enviado como embajador a Nápoles en los reinados de Alfonso V de Aragón y Juan II de Castilla, y en las revueltas de la Corona de Navarra, para que tratase la paz. Doña Mencía de Atienza, señora principal de León, casada con Rui Fernández de Rivera, caballero que lucho en las batallas de Alarcos y en las de las Navas de Tolosa, donde murió en 1212. Don Guillermo de Atienza, servidor del rey don Jaime I en la conquista de Valencia. El licenciado don Bartolomé de Atienza, vecino de Valladolid, que revisó la “Nueva recopilación de las Leyes de España en 1567”. El padre jesuita Juan de Atienza, rector de los colegios de Villagarcía de Campos y de Valladolid, a mediados del siglo XVI, y posteriormente Provincial del Perú.

Los Atienza figuraron en las conquistas de Andalucía, señaladamente en las de Sevilla y Ronda, por cuyo motivo ganaron reales cartas ejecutorias de su antigua nobleza e hidalguía en 1587 y 1674, figurando en el estado noble de Ronda, Casares y Jimena.

Este linaje pasó a América en la persona de Francisco de Atienza, que embarcó rumbo a las Indias el 9 de septiembre de 1511, y el 10 de octubre de 1512, lo hizo con idéntico rumbo, otro Francisco de Atienza con un hijo suyo. Un capitán, del mismo apellido, nombrado por el Rey, al mando de cien hombres, acompañó a Pedrarías Dávila al hacerse éste cargo, en 1513, del gobierno de las tierras del istmo de Panamá, llamadas Castilla de Oro por la abundancia y riquezas de las minas de oro del Distrito de Veraguas. Algunos descendientes de aquellos se extendieron por los virreinatos de Nueva España y Perú, entre ellos: doña Ana de Atienza y su nieto don Manuel Velázquez de la Cadena y del Villar-Villamil de Atienza y Primo de Rivera, quien en 23 de febrero de 1822, alcanzó de la Regencia del Imperio de Méjico, el título de Marqués de la Cadena. Don Alonso de Atienza pasó a Chile en 1625 como Corregidor de Aconcagua. Don Antonio Atienza Medrano, de la Casa de Ronda, marchó a la Argentina hacia el año 1880, fundando nueva rama con numerosa descendencia.

A Filipinas se trasladó otro Francisco de Atienza, del que Montero Vidal dice que "fue nombrado por el general Almonte, por ser persona muy a propósito por su valor y condiciones, para que mandase una expedición que habían solicitado los jesuitas contra los mindanaos y malanaos; llevóla a cabo Atienza el 4 de abril de 1639, prendiendo fuego al pueblo de Vato y, después de lograda la paz, empadronó cincuenta pueblos con 2000 familias que entregó a los jesuitas, fortificó Bayung y se retiró a su provincia de Caraga...".

De la familia Atienza, el marqués de Ciadoncha hace un elogio en estos términos: "En los tiempos del conde Fernán González, para más amparar su tierra, pobló en las comarcas del río Tajo la fortaleza de Atienza, y puso en ella capitán general y guarnición para hacer guerra a los moros comarcanos y amparar que no le hiciesen daño en la suya. De los descendientes del capitán general, que tuvo en tenencia esta villa, procede don Gonzalo Ruiz de Atienza, del que hacen larga mención las crónicas de España, así de Castilla como de Aragón, que vivió en tiempos del rey Don Alfonso "El Sabio" e hizo no pocos servicios, entre los cuales merece citarse el de haber ostentado el cargo de diputado por el rey Alfonso de Castilla, para amojonar los términos de ambos reinos, y otros negocios".

Estos son algunos antecedentes sobre el origen del apellido "Atienza", espigados de los libros de historia respectivos, para conocimiento de aquellas personas que pudieran tener interés en conocerlos.

Zacarías Sanjuan Garcés

Publicado el 27 de Diciembre de 1985 en el periódico "Nueva Alcarria" de Guadalajara

Filtro de título     Mostrar # 
# Título del artículo Autor Hits
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information